Nuestro mayor miedo es nuestra propia luz

Nuestro mayor miedo es nuestra propia luz

#InteligenciaEmocional

En el SURVIVAL CAMP 2017, la frase de Nelson Mandela inspiró a unos cuantos. El líder mundial supo manejar con mucha madurez las dificultades de la vida, y soñar en grande cuando todo parecía estar sin salida.

Con un grupo de 45 estudiantes y un Staff altamente adiestrado y experimentado, se realizó la 3ª edición del SURVIVAL CAMP, a fines de junio. Los estudiantes fueron desafiados a superar sus miedos, y BRILLAR; y de hecho ¡LO HICIERON!

La profesora Estefanía Valenzuela preparó a los estudiantes durante tres meses con lecturas, reflexiones, dinámicas, y conversaciones. El día D se presentaron en grupos en Mariano Roque Alonso, para enfrentar las primeras pruebas.

36 horas de desafío sin pausa. Así se preparan los estudiantes para ser gerentes del futuro, en la Universidad Evangélica del Paraguay. Aprendieron el autoconocimiento, control, motivación, liderazgo y empatía. Tuvieron que manejar su propio estado de ánimo, enfrentar sus miedos, cuestionar las intenciones de los demás, y desafiar el estado físico.

Sobre todo, se vio una gran inteligencia social, al ubicar cada persona en el lugar correcto durante los juegos, al animarse mutuamente y llevar juntos las consecuencias por los errores cometidos.

Comentarios de los estudiantes

“Hemos experimentado tantas cosas buenas, y hemos sufrido juntos. Espero algún día poder formar parte del Staff de este campamento”, fueron las palabras textuales de un participante.

“Aprendí a trabajar en equipo”

“Sos un grande kapé”

“Vamos todos juntos, ¡Fuerza!”

“Sin vos, no lo hubiéramos podido hacer”

“Fuiste increíble!”

“No sabía que se podía sufrir tanto, tan cerca de la ciudad”, y muchos otros comentarios hemos escuchado de los estudiantes.

Además tuvimos la ilustre visita del Sr. Fabian Bruzzone, gerente general del club Cerro Porteño, quien nos presentó las tres características que se busca en un gerente para darle grandes responsabilidades. Bruzzone es más conocido como “el hombre que construyó la nueva olla”, hecho donde tuvo que demostrar muchas habilidades que otros gerentes ni llegan a conocer.

Damos gracias a Dios, a la Universidad, a los padres, y sobre todo al tan seleccionado Staff Ejecutivo, por su apoyo.

Escrito por:

Share