Hawaiian Camp IBA

Hawaiian Camp IBA

En los últimos años en el Instituto Bíblico Asunción, el Centro Estudiantil (CEIBA), suele organizar una salida de “desintegración” en el mes de noviembre. Se le da este nombre debido al cierre del año y cada estudiante regresa a su lugar de destino. Estos viajes varían en distancia y duración. Por ejemplo, un año se ha ido al exterior por varios días, y otro año fue por un día a un lugar cercano. Todo depende de la disponibilidad económica como también de los objetivos de los organizadores. Estos viajes normalmente tienen los siguientes motivos. Entre estos se encuentran primeramente brindar un espacio de descanso por medio de una actividad diferente para los estudiantes. En algunos casos visitar iglesias bastante retiradas y promover como cuerpo estudiantil al Instituto Bíblico y también para fomentar la unidad ya que un tiempo después cada uno de los estudiantes se irá a casa y no se ven hasta el próximo año, y para algunos ya termina el estudio.

En toda la preparación de parte del CEIBA, se nota la importancia de trabajar en equipo y apoyarse mutuamente para toda la preparación. El presidente del CEIBA tiene la función de liderar el grupo en la visión y mantener el ánimo del equipo ya que cae también en un tiempo de muchas actividades académicas en el Instituto. Los demás en el equipo tienen sus funciones y responsabilidades específicas.

En este año el equipo del CEIBA organizó un viaje a la ciudad de Carapeguá, específicamente a un campamento cristiano (Tierra Prometida) los días sábado y domingo del 17-18 de noviembre. El lugar tiene varios puntos a favor para un grupo como el cuerpo estudiantil del IBA, como por ejemplo su ubicación retirada en la naturaleza, varias instalaciones grandes y prácticas y con precio muy accesible. Después de un viaje de aproximadamente tres horas llegamos al lugar y disfrutamos el aire fresco y la sombra, mientras se preparaba un rico almuerzo con la ayuda de los encargados del IBA. En la tarde hubo grupos que se juntaban para jugar cartas, algunos aprovecharon la piscina y otros jugaron Fútbol o Volley. En la noche había una pequeña reunión  informal en lo cual se cantaban unas canciones, hubo una corta reflexión de cómo encarar las vacaciones, y se despidió a los encargados del IBA de parte de los estudiantes con un pequeño recuerdo, pues ya no estarán más en esta labor el próximo año. Para el día siguiente se había planeado una salida hacia el cerro Acahay, cuya cima promete una vista maravillosa de la naturaleza paraguaya. Lastimosamente empezó a llover el domingo desde la madrugada hasta el medio día lo que hizo imposible irse y subir el cerro. Pero los estudiantes no se desanimaron, se juntaron nuevamente para jugar las cartas o el ping pong bajo el techo. Nuevamente nos dimos cuenta que una buena organización, más el buen ánimo de los participantes hace que viajes así, se disfruten más, aunque algunas cosas no salgan como se planearon.

Boris Koop.

Presidente CEIBA (2018)

26 de noviembre del 2018

Fuente: https://www.iba.edu.py/2018/11/hawaiian-camp-iba/

Compartir